domingo, 23 de febrero de 2014

FIESTA DE CUMPLEAÑOS PIRATA



Se acerca el cumpleaños de mi pequeño terremoto, (bueno aún quedan unos meses, pero soy muy previsora) y como cada año, intento que sea una fiesta divertida para todos los invitados. Este año pretendo que sea aún más especial, porque irán los compañeros de clase por primera vez, pero yá os contaré más adelante.
Hoy os traigo la fiesta que le hice para su segundo cumpleaños. Siempre intento que sea de algo que le guste. El primero fué de Mickey Mouse y el segundo de piratas.
En realidad es fácil hacer una fiesta temática, con un poco de imaginación y la ayuda de internet, puedes hacer un cumpleaños súper divertido. Yo siempre cuento con la ayuda de mi cuñada Nayara y mi hermano Arturo para éstas cosas, (que creo disfrutan más que los propios niños).
Lo primero que tenemos que pensar es en la merienda. Los niños, por propia experiencia, no suelen comer mucho, así que con unas chucherías y unos sándwiches tendréis suficiente. Yo siempre me acuerdo de los adultos y les suelo preparar aperitivos un poco más elaborados, como palmeritas saladas de jamón serrano o de queso, rollitos de bizcocho salados de jamón york y queso, etc. Os iré poniendo las recetas por si queréis hacerlas. No os olvidéis de los zumos y refrescos.

La decoración también es muy importante para que los niños se sientan dentro de una auténtica fiesta pirata. La pancarta la podéis hacer con papel continuo blanco y si sois mañosas dibujar un pirata, vuestro hijo os puede ayudar a colorearla.Los banderines fueron gentileza de mi cuñada Nayara, que se pasó una semana entera haciéndolos a mano.

En toda fiesta temática que se precie, debe haber disfraces, así que con goma eva negra se consiguen unos gorros muy fáciles. Yo los compre en una tienda, porque por esa época no conocía la existencia de la goma eva. Como lo importante es reciclar e intentar gastar lo menos posible, el disfraz de Alberto lo improvisé cortando unos pantalones vaqueros y decorándole un poco.

La mesa de la comida, nosotros la cubrimos con una tela negra y adornos que íbamos reciclando de una casa y otra. Rebuscando siempre se tienen cosas por casa. Los vasos y las pajitas negras los decoré con unas banderas pirata que imprimí.Y los pinchos con palillos en forma de espadas.

Mientras los padres se atiborran a comer, lo que más me gusta es que los niños hagan juegos de todo tipo. En esta ocasión les resultó muy divertido “el tiro de la bola al pirata”. Solo necesitamos bolas de colores, un trozo de cartón, papel negro y pulso para dibujar la cara del pirata. Le haces unos agujeros en la boca y los ojos y listo. Gana el que más bolas enceste.
Me gustó mucho la guerra en el barco pirata. Sí me llevó más tiempo hacer el barco, pero tampoco era nada complicado. Junté cartones grandes, hice la forma del barco, lo forré con papel continuo marrón, le hice las ventanas, unas banderas y ¡al abordaje!
Tampoco se podía olvidar “la búsqueda del tesoro”, les pusimos un mapa y pruebas por todo el jardín y el tesoro era la piñata.
Y por último, la tarta. Si sois unas artistas haciéndolas, es estupendo, pero si sois de las mías, que la intención es lo que cuenta, yo os aconsejo que lo importante es lo de fuera, porque los niños casi nunca se la comen. La que yo hice no estaba rellena de nada, solo era bizcocho con cobertura de chocolate, pero la cara que se le puso a mi hijo de ver un barco pirata me compensó todo el esfuerzo.
Espero que os hayan servido estas ideas para hacer una fiesta temática y recordad que lo importante no es como os salgan las cosas, si no lo felices que somos al prepararlas.

2 comentarios:

  1. Genial esta fiesta Pilar! Cómo quedó de bonita!!!!!!! Qué ganas tengo de ver lo que harás este año... va a ser difícil superarla! :) Tu prima Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana! Pues espero que este año les guste a los peques, será de caballeros y princesas.

      Eliminar